junio 16, 2022

«Hay un milagro en cada nuevo comienzo».

Herman Hesse

Hay muchos sentimientos cuando uno se decide a hacer algo nuevo. En primer lugar, está el entusiasmo, seguido de una repentina oleada de emoción. Luego están las dudas y el miedo interior sobre si es posible o no. Todos nos encontramos en esta situación en algún momento de nuestra vida. Empezar algo nuevo no siempre es fácil. Pero si no se empieza, no se sabe lo que se puede conseguir.

Empezar un curso de formación de profesores de yoga puede parecer una experiencia nueva y emocionante. Y es una experiencia hermosa y transformadora. Un curso de formación de profesores de yoga es una exploración dinámica y detallada del yoga y es diferente de un curso básico de yoga que puedas haber hecho antes.

Este artículo es una guía básica de supervivencia para cualquier persona que quiera seguir una formación de profesor de yoga.

¿Qué debe saber sobre la formación de profesores de yoga?

La formación de profesores de yoga tiene su propia cuota de desafíos. Pero es una buena opción si quieres adoptar una poderosa práctica personal, hacer un cambio de carrera o elevar tu vida.

¿Qué es una formación de profesores de yoga?

Una formación de profesores de yoga (o YTT, como se conoce comúnmente) es un programa de formación de profesores certificado que ofrece una comprensión completa y detallada del yoga. Abarca todos los aspectos principales del yoga, como la meditación, la filosofía, la historia, la fisiología y la anatomía. Y te equipa con las habilidades y métodos necesarios para enseñar yoga a otros.

Un curso de formación de profesores de 200 horas es el estándar de oro. Puedes seguirlo con otros programas de formación de profesores avanzados o especializados.

Dependiendo de tu presupuesto, horario y situación en casa, puedes elegir completar tu YTT de 200 horas en un curso corto e inmersivo de cuatro semanas, en tu estudio local o (desde la pandemia de COVID) online.

Leer: «4 razones por las que una formación intensiva de profesores de yoga funciona«

¿Por qué necesitas una formación de profesor de yoga?

Cada persona es diferente. Por lo tanto, la razón para hacer una formación de profesores de yoga varía de una persona a otra. Tu(s) razón(es) para hacer el curso dependerá de lo que desees obtener de la experiencia.

Estas son algunas de las razones que suelen motivar a las personas a realizar un curso de formación de profesores de yoga:

  • Adoptar un nuevo estilo de vida: El yoga y el mindfulness se han convertido en una solución para muchos. Están cansados de llevar una vida hiperactiva y llena de estrés y quieren romper con este tedioso patrón. La falta de experiencias significativas hace que muchas personas busquen algo diferente en la vida. Y el yoga les da esta oportunidad de vivir una vida más sana y satisfactoria.
  • Hacer un cambio de carrera: Muchas personas se apuntan al curso de formación de profesores porque quieren explorar la posibilidad de convertirse en profesores de yoga. Seguir su corazón y hacer un cambio de carrera ha permitido a muchas personas tomar su vida en una nueva dirección.
  • Aprender nuevas habilidades: Algunas personas también hacen un YTT porque quieren llevar su práctica de yoga a nuevos niveles.
  • Un cambio de perspectiva:Un cambio de escenario trae consigo la oportunidad de tomar muchas decisiones importantes en la vida. Una experiencia de inmersión como una formación de profesores de yoga les da el impulso para evaluar su vida desde una nueva perspectiva.

Leer: «10 maneras en las que una formación de profesores de yoga puede cambiar tu vida«

¿Qué se puede esperar de una formación de profesores de yoga?

Un curso de formación de profesores de yoga supondrá muchos cambios en tu estilo de vida actual. Te supondrá un reto físico y mental, pero también te proporcionará el apoyo necesario para afrontar estos retos. Superarás muchos miedos, dudas y autolimitaciones preexistentes. Y cuando termine el curso, empezará a verse a sí mismo bajo una luz completamente nueva.

A continuación se indican algunas de las cosas que se pueden esperar de un curso de formación de profesores de yoga. La mayoría de ellas están relacionadas tanto con la formación a distancia (online) como con la formación presencial. Habrá una práctica rigurosa de yoga todos los días. En el caso de la formación a distancia, puedes tener la flexibilidad de seguir tu propio ritmo, pero la práctica regular es imprescindible.

  • Hay mucho que aprender, y es mejor tener una mentalidad de estudiante durante todo el curso. Hay asanas, mantras, meditación, clases teóricas, etc. Además, tendrás que leer mucho y también presentarte a un examen. Puede que destaques en algunas áreas, y puede que te cueste en otras, pero la idea es mantener el esfuerzo y no dejar que nada de esto afecte a tu mentalidad.
  • Experimentarás un cambio en la dieta, los hábitos de sueño, el metabolismo corporal y tus ideas sobre la vida en general. Todo ello puede tener un fuerte impacto, y es posible que te sientas incómodo durante un tiempo. Pero a medida que el entrenamiento avanza, te irás adaptando a toda la experiencia e incluso empezarás a disfrutarla.
  • Las horas de prácticas te introducirán en el arte de enseñar yoga a tus compañeros. Podrás experimentar lo que es enseñar realmente a otra persona y también observar cómo enseñan los demás.
  • Pasarás por algunos altibajos emocionales importantes. El cambio de entorno, el riguroso entrenamiento físico, la estricta observancia de la disciplina, los nuevos (e incluso extraños) ejercicios, el alejamiento de la familia y los amigos… todo ello puede resultar a veces un poco abrumador, sobre todo cuando te alojas en un ashram. Pero esto es sólo una parte de la experiencia.

También habrá muchos momentos que te sorprenderán, te emocionarán y te harán sentir feliz y agradecido. Esta es la naturaleza de la vida, y cuando uno se aloja en un ashram, se le recuerdan muchas cosas hermosas de la vida en su conjunto.

Para saber más sobre la experiencia de vivir en un ashram, lea «Qué esperar en un ashram«.

  • Conocerás a muchas personas increíbles y harás amigos para toda la vida en el camino. Empezaréis el entrenamiento como extraños, pero con el tiempo, madurará en un vínculo especial entre todos vosotros.
  • Superarás tus miedos y dudas.Estarás en un entorno de apoyo en el que aprenderás a superar los retos con otras personas afines. Esto te inspirará a no dejar que tus errores o debilidades te desanimen. Por el contrario, te motivará para superar esas barreras y trabajar con más determinación si cabe.

Cómo prepararse para una formación de profesores de yoga

«Cuando el alumno esté preparado, el profesor aparecerá. Cuando el alumno esté realmente preparado, el profesor desaparecerá».

La mejor manera de prepararse para una formación de profesores de yoga es tener la mente abierta. Además, tu dedicación y voluntad de aprender y adaptarte te ayudarán a pasar por las diferentes fases más fácilmente.

Un curso de formación de profesores de yoga, cuando se realiza en un ashram o escuela de yoga, es una experiencia de inmersión total. Un curso online, en cambio, ofrece más flexibilidad.

A continuación se enumeran 10 consejos que puedes utilizar para sacar el máximo partido a tu curso de formación de profesores de yoga.

Cinco consejos de supervivencia para una formación de profesores de yoga en línea

  1. Investiga, lee algunas buenas críticas y elige un estilo de yoga.

Hoy en día existe una gran variedad de cursos de yoga online. Por lo tanto, investiga adecuadamente y compara las mejores opciones basándote en un desglose detallado de tus requisitos y objetivos.

Lee sobre la escuela y los cursos que ofrecen. Visita su página web, consulta las reseñas y los testimonios de antiguos alumnos. Si es necesario, llámales o escríbeles para que te den una visión detallada de un curso que te interese.

Algunos cursos se centran en uno o varios de los estilos populares de yoga, mientras que otros enseñan una versión más clásica. Algunos cursos también ofrecen una combinación de diferentes formas de yoga. Conocer un estilo de yoga te ayudará a decidir cómo quieres empezar tu viaje de yoga.

  1. Planifique su horario con antelación.

Planifica y ajusta tu horario para que no te encuentres con ningún problema de última hora cuando empiece el curso. Aunque ciertamente tienes la flexibilidad de hacer la formación a tu propio ritmo, es un complemento a tu rutina actual. Tener un calendario te ayudará a sincronizar los horarios de las clases, las prácticas en directo o las sesiones de grupo, y cualquier otra responsabilidad que tengas.

  1. Mantener una práctica diaria.

La práctica constante es imprescindible si te tomas en serio tu entrenamiento. Mantendrá tu cuerpo y tu mente alineados y sincronizados con lo que has aprendido. También te prepara para las posturas difíciles y ayuda a construir la mentalidad de un profesor de yoga.

  1. Sigue una rutina y elimina las distracciones.

Es más probable que las distracciones estén presentes cuando estás haciendo un curso de formación de profesores de yoga online desde casa. El trabajo, la familia y otras obligaciones pueden crear una presión adicional. Por ello, es mejor que crees una rutina antes de empezar tu formación. Reserve un tiempo para usted cada día y trate de eliminar todas las distracciones que pueda. Informa a las personas que se quedan contigo sobre el entrenamiento y ayúdales a acostumbrarse a tu nueva rutina.

  1. Aceptarse más a sí mismo, ser optimista y llevar un diario.

Una formación de profesores de yoga te abrirá de muchas maneras. Muchas emociones y demonios internos pueden aparecer, y a veces puedes sentir que no quieres continuar. Tener una apreciación honesta de ti mismo y respetar tus emociones es crucial durante este tiempo.

Habla con tu profesor y busca su apoyo si crees que las cosas se están volviendo un poco difíciles de abordar por ti mismo.

Empieza a escribir tus experiencias diarias en tu diario. Esto te aportará más claridad y te ayudará a lidiar con tus pensamientos y emociones.

Leer:Ventajas e inconvenientes de la formación de profesores de yoga en línea

Cinco consejos para una formación de profesores de yoga en persona

  1. Haz algunos cambios en tu estilo de vida

Empieza por hacer algunos cambios en tu estilo de vida. Así te será más fácil adaptarte al nuevo modo de vida durante tu formación como profesor de yoga. Empieza a comer de forma saludable (preferiblemente, haz comidas vegetarianas), haz ejercicio con regularidad, sigue un patrón de sueño y acostúmbrate a levantarte temprano. Hazte también un chequeo médico.

  1. Acostúmbrate a leer.

Con toda probabilidad, ya lo estás haciendo. Tener una idea básica sobre la formación en yoga, el estilo de vida en un ashram o las experiencias de los estudiantes te da una idea de lo que puedes esperar. Infórmate de cosas como el clima, las normas del ashram/escuela donde te vas a alojar, lo que tienes que llevar y lo que se te proporcionará como parte del curso.

También tendrás que hacer estudios regulares durante tu formación. Por lo tanto, adquirir el hábito desde antes resulta útil.

  1. No hay necesidad de compararse con los demás.

Sé amable contigo mismo y déjate llevar por la corriente.

Convivirás y aprenderás con personas que ya han hecho un curso de yoga y con otras que son nuevas. Ver a los alumnos más experimentados puede hacerte sentir un poco incómodo. Pero recuerda que el objetivo final del yoga es ir hacia dentro y construirte a ti mismo según tus necesidades, no las de los demás. Tu objetivo es entender la forma en que funciona el yoga y cómo puedes afinar tu cuerpo y tu mente con él.

  1. No te lo tomes a la ligera, pero no alimentes las dudas.

Unirse a un programa intensivo como un curso de formación de profesores de 200 horas es una decisión seria, y no debe tomarse a la ligera. Dicho esto, también nos gustaría recordarte que no te pongas demasiado serio ni te sientas demasiado intimidado en ningún momento antes o durante tu formación. Pensar demasiado en cómo va a ser el programa, en si serás capaz de hacerlo, en si tienes la edad adecuada o en lo que piensan los demás de tu actuación sólo dificultará tu aprendizaje. Recuerda que el yoga tiene que ver tanto con la autoaceptación como con el crecimiento y el autodesarrollo.

  1. Piensa en ello como una experiencia y no sólo como un entrenamiento

Considera tu formación de profesor de yoga más como una experiencia que como un proceso mecánico que te lleva del punto A al B. El yoga te permite evolucionar con el tiempo, por lo que seguirás viendo cambios en tu práctica. El aprendizaje no tiene fin y no hay un destino fijo. Así que, tanto si deseas convertirte en profesor de yoga como si razonas que haces el curso para tu propio desarrollo, la decisión de hacer un YTT te ayudará a ir más allá del pensamiento convencional.

Sobre la autora

Kalyani Hauswirth Jain

Kalyani Hauswirth-Jain is the Creative Director and a senior teacher at the Arhanta Yoga Ashrams. Prior to joining Arhanta Yoga Ashrams in 2011, Kalyani studied Modern Dance in the Netherlands where she discovered her passion for the body-mind connection and personal leadership. In 2007, Kalyani began teaching yoga professionally, and four years later, she was training yoga teachers at our ashrams.

Now with over 11000 hours of teaching experience, Kalyani is a lead teacher for the 200- and 300-hour Yoga Teacher Trainings, as well as a number of 50-hour courses at the Arhanta Yoga Ashrams. When she’s not adjusting postures in class, Kalyani is writing informative blogs and guides for fellow yogis, and co-authored the critically acclaimed book, 'Hatha Yoga for Teachers & Practitioners.'

Related Posts