junio 10, 2022

¡Oh, cómo han cambiado los tiempos! ¿Con qué frecuencia escuchas las palabras pandemia, trabajo, estrés y agotamiento en una frase? Seguramente, a menudo. Hay algo en el espíritu humano que sobrevivirá y prevalecerá, hay una luz brillante que arde en el interior y que no se apagará por muy oscuro que se vuelva el mundo. Léalo de nuevo. Hay que escuchar estas palabras y reflexionar sobre ellas, ya que las estadísticas sobre el agotamiento son preocupantes, como demuestran los estudios, a nivel mundial. Nos encontramos buscando por todas partes el alivio del estrés.

En busca del alivio del estrés, podemos considerar la increíble práctica del yoga. Hay una cita pertinente del gran B.K.S. Iyengar a la que podemos recurrir y absorber a través de la reflexión, en tiempos como estos. Dijo: «El yoga es una luz que, una vez encendida, nunca se apagará. Cuanto mejor sea su práctica, más brillante será la llama». Sigue leyendo para saber más sobre el yoga para aliviar el estrés.

Definir la terminología para entender el estrés, la ansiedad y el alivio del burnout

En psicología y biología, cualquier presión ambiental o física que provoque una respuesta de un organismo se denomina «estrés».

El estrés es una parte natural de la vida, pero el estrés prolongado y no gestionado puede ser perjudicial para la salud. ¿Ha experimentado sentimientos de irritabilidad o agobio? ¿Que tiene que arrastrarse a lo largo del día o de la semana? Estos son algunos de los síntomas del estrés y no eres el único que se siente así. Entonces hay que buscar métodos de alivio del estrés para gestionar y aliviar nuestra exposición al mismo.

¿Recuerdas la cita sobre la luz brillante que arde en tu corazón y que deja de apagarse? Sigue estando ahí. Ten por seguro que hay formas de alimentar ese fuego dentro de ti. Pero primero, es crucial que nos eduquemos en la materia; pasar de lo que sabemos a ayudarnos a entender lo que no sabemos, sobre todo porque las palabras estrésyagotamientoselanzan con bastante ligereza en.

¿Qué es la ansiedad?

Según Oxford Medicine Online, la ansiedad hace referencia a múltiples fenómenos mentales y fisiológicos. Incluye el estado consciente de preocupación de una persona por un acontecimiento futuro no deseado, o el miedo a una situación real. Es importante señalar que la ansiedad y el miedo están estrechamente relacionados. Algunos estudiosos consideran que la ansiedad es una emoción exclusivamente humana y que el miedo es común a las especies no humanas, como los animales. Otra distinción que se suele hacer entre el miedo y la ansiedad es que el miedo es una respuesta adaptativa a una amenaza realista, mientras que la ansiedad es una emoción difusa; a veces una reacción irracional o excesiva a una amenaza actual o futura percibida.

La definición médica de burnout

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció acertadamente el «burnout» como un diagnóstico médico. «El burnout es un síndrome conceptualizado como resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no ha sido gestionado con éxito», dijo la OMS. La OMS también se refiere a él como un «fenómeno ocupacional».

El agotamiento se caracteriza por tres dimensiones en la11ª Revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades CIE-11 como sigue:

  • Sensación de agotamiento de la energía;
  • un mayor distanciamiento mental del propio trabajo, o sentimientos de negativismo o cinismo relacionados con el propio trabajo/ocupación; y una menor eficacia profesional.
  • El agotamiento se refiere específicamente a los fenómenos en el contexto laboral y no debe aplicarse para describir experiencias en otros ámbitos de la vida.

Sigue leyendo para saber cómo lograr«Una carrera satisfactoria a la luz de los principios yóguicos».

Dos tipos de estrés: el bueno y el malo

Empecemos por decir que no todo el estrés es malo. ¿Ha oído hablar del eustrés? Esto puede sonar irónico simplemente porque parece que estamos socializados para asumir que el estrés es algo malo. Sin embargo, el estrés es la respuesta de tu cuerpo a lo que necesita un enfoque o una acción. Por ejemplo, tienes un objetivo que alcanzar, una entrevista a la que tienes que llegar o necesitas atender a tu hijo que llora. Necesitas el «gas» de tu sistema nervioso simpático para hacer lo que necesitas. Esto es estrés positivo, es decir, eustrés. El Dr. Michael Genovese, psiquiatra clínico, afirma que el eustrés es realmente bueno para nuestro bienestar; nos ayuda a mantenernos motivados en la vida. Por otro lado, la angustia se asocia a la sensación de agobio e impotencia. Cuando no tenemos recursos suficientes, la angustia aparece y este estrés negativo puede contribuir a la ansiedad, la depresión y el agotamiento. Por lo tanto, es fundamental que aprendamos y practiquemos el autocuidado para dotarnos de recursos y aprovechar nuestra capacidad de recuperación interior.

Entender la diferencia entre estrés y burnout

El burnout es el estrés relacionado con el trabajo. Sí, el burnout y el estrés están relacionados, pero son diferentes y se expresan de forma distinta.Johannes Gutenberg, de la Universidad de Maguncia, explica que encontró una situación de huevo y gallina en relación con el estrés y el burnout. A través de su investigación sobre el burnout descubrió que el estrés laboral y el burnout se refuerzan mutuamente; pero que, inesperadamente, el efecto del estrés laboral sobre el burnout es mucho menor que el efecto del burnout sobre el estrés laboral». Esto significa que cuanto más grave sea el burnout de una persona, más estresada se sentirá en el trabajo, por ejemplo, por la presión del tiempo». Esto requiere entonces una gestión eficaz del alivio del estrés.

El estrés continuado y no gestionado se convierte en burnout y algunos de los síntomas del burnout son la fatiga crónica, el escepticismo y la ineficacia en el trabajo. Estos síntomas no se deben a un día duro en el trabajo, sino a una exposición prolongada a un estrés no saludable en el lugar de trabajo, concretamente. Por lo tanto, el entorno de trabajo desempeña un papel en el burnout. La dinámica social en el lugar de trabajo, por ejemplo, el liderazgo y el nivel de cooperación con respecto a su jefe, la dirección y su equipo, puede ser un factor que impulse el agotamiento. Otras cuestiones más importantes, como los cambios en el sector que afectan a la dinámica social y a las exigencias del trabajo, también son un factor de desgaste.

Algunas diferencias entre el burnout y el estrés

Cuando estamos estresados en el trabajo lo vivimos como:

  • Emociones reactivas
  • Tener sentido de la urgencia
  • Experimentar ansiedad
  • Exceso de compromiso con las actividades laborales

Sin embargo, en el burnout experimentamos:

  • Emociones embotadas
  • Una sensación de impotencia
  • Sentirse deprimido
  • Desvinculación de las actividades laborales

La forma en que interactuamos con la gente y el estado de nuestras relaciones de trabajo en equipo repercute en cómo nos sentimos. En el trabajo, la forma en que un equipo trabaja conjuntamente influye en la calidad del trabajo realizado. Encontrar la manera de trabajar en equipo de forma óptima puede ayudar a equilibrar las exigencias del trabajo y los recursos laborales, cuyo desequilibrio puede ser un factor de estrés. En resumen, la forma en que gestionamos nuestras relaciones, tanto en casa como en el trabajo, influye en nuestras vidas. Hay formas yóguicas de construir grupos y relaciones más fuertes,como la conexión con uno mismo a través de la meditación, el uso de la filosofía y los principios del yoga para conectar de forma saludable con los demás y para aliviar el estrés en las relaciones.

El sistema nervioso y el estrés

Podemos abordar el estrés de dos maneras. En primer lugar, deteniéndonos a observar los signos relevantes del estrés insano que experimentamos. Podemos aprender sobre el sistema nervioso y cómo aprovechar la parte de nuestro sistema nervioso que nos calma y nos pone en modo «descansar y digerir». En segundo lugar, podemos utilizar prácticas de autocuidado y autocrecimiento para aprovechar el poder de la resiliencia.

Structure of Nervous System

La estructura del sistema nervioso

Así que, en primer lugar, veamos el sistema nervioso. En el caso del estrés, es importante que adquiramos una comprensión rudimentaria de nuestro sistema nervioso. ¿Por qué? Bueno, porque tu sistema nervioso es tu propio «centro de mando». Recibe, interpreta y responde a los estímulos del mundo. El sistema nervioso es el responsable de nuestras respuestas al estrés. El estrés es la forma en que el cerebro y el cuerpo responden a las demandas físicas, mentales o emocionales. Si hay un reto, el cerebro y el cuerpo responden a él. Puede tratarse de levantar un peso más pesado de lo habitual, de afrontar una muerte en la familia o de luchar personalmente contra una enfermedad. Si nos exponemos al estrés sin las herramientas necesarias para gestionarlo de forma saludable, nos vemos atrapados en un estrés crónico que contribuye al agotamiento.

El sistema nervioso se compone de dos partes, el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico.

El sistema nervioso central está formado por el cerebro y la médula espinal. El sistema nervioso periférico está formado por los sistemas nervioso somático y autónomo.El sistema nervioso somáticoguía los movimientos voluntarios y el sistema nervioso autónomo controla las actividades involuntarias, como la digestión y los latidos del corazón.

El sistema nervioso autónomo tiene dos ramas:

  1. El sistema nervioso simpático
  2. El sistema nervioso parasimpático (SNP)

Ambas partes del sistema nervioso autónomo son importantes y tienen sus respectivas finalidades específicas, y tanto el sistema nervioso simpático como el SNP pueden estar activados en un momento dado. El sistema nervioso simpático activa la respuesta de lucha, huida o congelación ante un factor estresante o una amenaza percibida. El sistema nervioso parasimpático (SNP) puede hacer que el cuerpo «descanse y digiera» después de que haya pasado un factor de estrés.

Hoy en día, los factores de estrés pueden ser un atasco antes del trabajo, los gritos del jefe, los plazos de entrega o una relación familiar tensa. Estas amenazas percibidas activan nuestro sistema nervioso simpático. Se trata de un proceso normal, pero es crucial que gestionemos los factores de estrés de forma adecuada para evitar permanecer en un estado de estrés. Si no lo hacemos, a lo largo de un periodo de tiempo, este estrés crónico puede tener un grave impacto negativo en la salud y el bienestar. El alivio del estrés parece entonces un reto más a encontrar.

Cuando percibimos un factor de estrés, por ejemplo, si vemos un animal peligroso que parece que va a abalanzarse, nuestro sistema nervioso simpático se activa y tenemos una respuesta de «lucha, huida o congelación». El cortisol, que es la principal hormona del estrés, se produce para liberar azúcar en la sangre para obtener energía. También a partir de esta producción de la hormona del estrés, se priorizan los sistemas corporales de supervivencia. Para que quede más claro, si se percibe una amenaza, las actividades del sistema digestivo y reproductivo no son prioritarias para la supervivencia, pero sí las del sistema cardiovascular. Después de todo, en una respuesta de huida, necesitas huir, lo que requiere el sistema cardiovascular. En este momento no te preocupa la procreación. También se produce adrenalina, lo que acelera el ritmo cardíaco y bombea más sangre a los músculos, la presión arterial también aumenta y la respiración es más rápida, lo que te prepara para huir si lo necesitas.

La respuesta del sistema nervioso simpático nos ayuda a sobrevivir y las acciones están orientadas a escapar de un posible peligro. Es una respuesta de supervivencia ante una situación potencialmente mortal. Es natural y normal. Sin embargo, hoy en día, podemos sentir estresores que amenazan la vida y, por lo tanto, el cuerpo se mantiene en un estado de estrés con varias funciones corporales que, con el tiempo, contribuyen a las condiciones de salud y de salud mental. Así que, si aprendemos a aprovechar nuestro sistema nervioso parasimpático (SNP), podemos disipar la respuesta y avanzar hacia el alivio del estrés. Podemos afirmarnos a nosotros mismos que, aunque nos encontremos en una situación difícil, tenemos la capacidad de responder a ella de forma saludable y adecuada. Podemos afirmar que no nos encontramos en una situación que ponga en peligro nuestra vida si no cumplimos un plazo o nos olvidamos de llamar a un cliente importante. Podemos sentirnos seguros y entonces podemos aprovechar nuestras reservas de resiliencia.

Cuando la amenaza percibida ha pasado, nuestro SNP entra en juego. Los latidos del corazón se ralentizan, los músculos se relajan y el flujo sanguíneo aumenta en todos los sistemas corporales; estamos en un estado de «descanso y digestión». También hay claridad mental que viene de estar en esta parte de su sistema nervioso. Es común utilizar el yoga para aliviar el estrés. Es posible que hayas sentido esto en Shavasana o Postura del Cadáver al final de una clase de yoga.

El nervio vago y el tono vagal

El nervio vago es el principal componente del sistema nervioso parasimpático. Supervisa una lista de funciones corporales integrales como las respuestas inmunitarias, los procesos digestivos y el ritmo cardíaco. Cuando el nervio vago se activa de forma saludable y no intrusiva, el tono vagal mejora. El tono vagal determina el tiempo que tarda el cuerpo en encontrar el alivio de la tensión después de una respuesta al estrés.

Yoga para aliviar el estrés

A menudo, el estrés insano puede convertirse en una parte tan habitual de la vida que ya ni siquiera lo reconoces, y el estrés a largo plazo acabará teniendoefectosperjudicialespara tu salud.Esposible que no siempre puedas controlar las fuentes de estrés, peropuedes aprender a modificar tus reacciones ante ellas.

El yoga para el alivio del estrés es una herramienta de su caja de herramientas para el alivio del estrés.Atravésde la prácticatranquila y conscientedelHatha Yoga, puedes restablecer patrones de respiración saludables y aprender a relajarte.Aprendiendo a relajarse y experimentando conscientemente la relajación, puedes reconocerlos primerossignos de estrés en tu vida diaria y aprender a responder más calmada y conscientemente y encontrar el alivio del estrés.

Esto es importante tanto para la salud mental como para el bienestar físico. Cuando estamos estresados,todas las funciones corporales, como la digestión, la excreción, el sueño, etc., sedesequilibran. Cuando el estrés se convierte en una condición crónica, podemos sufrir una granvariedad de efectos corporales. La indigestión y la hiperacidez son sólo dos.Dehecho, muchosestudios han demostrado que existe una relación directa entre el estrés y la mayoría de los males comunes,como la diabetes, la depresión, la ansiedad, las enfermedades cardíacas, la hipertensión,las enfermedades del sistemainmunitario, etc.

Un estudio explica los beneficios de utilizar el yoga para aliviar el estrés. En este estudio, se descubrió que el alivio del estrés se producía porque el yoga reducía el«desgaste»acumulado por el estrés en el cuerpo. En esencia, esta influencia positiva sobre el «desgaste» del cuerpo restablece posteriormenteel equilibrio óptimo del organismo o la homeostasis. Mel Robin, autor del aclamadoManual fisiológico para profesores de yoga asana, está de acuerdo. Cree que lapráctica del yoga puede aumentar el control del nervio vago, lo que aumenta la integraciónen los cambios entre los sistemas nerviosos parasimpático y simpático. Estaintegración delcuerpo y la mente ayuda a encontrar el alivio del estrés. Ciertas asanasde yoga,especialmente las invertidas, o cualquiera en la que la frente se apoye en el suelo, pueden cambiar elsistema nerviosoautónomo hacia la dominancia parasimpática, a través de la estimulacióndel nervio vago.

Otros estudios han demostrado que las prácticas de yoga corrigen la infraactividad de los sistemas nervioso parasimpático y GABA (en parte mediante la estimulación del nervio vago), además de reducir el desgaste acumulado por el estrés.

El GABA es uno de los principales neurotransmisores del sistema nervioso central de los mamíferos y desempeña la función principal de reducir la excitabilidad neuronal en todo el sistema nervioso. Muchos informes han relacionado el estrés y la depresión con niveles bajos de GABA. Los científicos han medido los niveles de GABA de los practicantes de yoga antes y después de una sesión de yoga de una hora centrada en el Hatha Yoga y la respiración relacionada. No hubo períodos extensos de meditación o pranayama. Las directrices del estudio exigían al menos 55 minutos de posturas y ejercicios de yoga comunes, como inversiones y flexiones de la espalda, giros y saludos al sol.

Los científicos compararon a ocho practicantes de yoga con un grupo de control de 11 individuos que no hacían yoga sino que leían revistas. Los resultados, publicados en 2007, fueron sorprendentes. Demostraron que los cerebros de los practicantes de yoga mostraban un aumento medio del GABA del 27%. En cambio, el grupo de comparación no experimentó el más mínimo cambio. Un estudio de seguimiento analizó a sujetos sin conocimientos previos de yoga. Aprendieron el estilo Iyengar desde cero y lo practicaron durante tres meses. Los resultados, publicados en 2010, mostraron que incluso los yoguis principiantes experimentaron importantes aumentos en el neurotransmisor, junto con una mejora del estado de ánimo y menos ansiedad. El aumento medio de GABA fue menor que en el estudio anterior: un 13% frente a un 27%, es decir, casi la mitad. Aun así, los nuevos yoguis obtuvieron mejores resultados que los caminantes (el grupo de control).

Esto sugiere que la práctica de asanas y la respiración relacionada es más eficiente en el alivio del estrés y sus efectos a largo plazo que el ejercicio (moderado o vigoroso) o cualquier otra actividad de ocio. Las principales influencias de la práctica de asanas de yoga en el alivio del estrés son, como se ha demostrado anteriormente, la activación del modo de descanso y relajación (el sistema nervioso parasimpático) y el aumento directo de los neurotransmisores GABA en el cerebro.

Siete rituales de autocuidado para el agotamiento, la ansiedad y el alivio del estrés

La estimulación y el equilibrio de nuestro sistema nervioso son la base de las prácticas yóguicas. El Hatha Yoga clásico ofrece diferentes técnicas para regular nuestro sistema nervioso, a través de la regulación de nuestra respiración, el tono muscular y la actitud mental.

Aquí hay siete técnicas yóguicas que puedes hacer a diario para aliviar el estrés y ayudarte en la recuperación del burnout:

Suave Surya Namaskara clásico

En sánscrito, Suryasignifica sol ynamaskarsignifica saludo o salutación. Hacer de cuatro a ocho rondas de Surya Namaskara y luego descansar en Shavasana puede tener un efecto positivo en el estado mental. Es un antiguo ritual de doce pasos que calienta el cuerpo preparándolo para la práctica del yoga. Esta secuencia de calentamiento tiene beneficios holísticos para el cuerpo y la mente. Surya Namaskara ayuda a mejorar la circulación sanguínea y a fortalecer la función del corazón. El Surya Namaskar estimula un proceso respiratorio rítmico, ya que la respiración se sincroniza con cada movimiento. Esto vacía los pulmones más vigorosamente y hay una oportunidad para que el aire más oxigenado los vuelva a llenar.

Respiración Shashankasana

Esta práctica permite que la parte superior del cuerpo se apoye en los muslos y la presión ayuda a respirar de forma más consciente.

  1. Sentarse en Vajrasana con las manos en los muslos
  2. La parte superior del cuerpo está erguida y relajada
  3. Inhalando por la nariz, levantar ambos brazos por encima de la cabeza
  4. Mientras exhala por la nariz, doble hacia adelante
  5. Los brazos, el tronco y la cabeza se mueven juntos y permanecen alineados
  6. La frente y los brazos deben apoyarse en el suelo, delante de las rodillas, o en accesorios adecuados
  7. Los glúteos permanecen sobre los talones (o sobre un bloque/cojín colocado entre las pantorrillas)
  8. Respirar tranquilamente por la nariz y permanecer en esta posición durante unas cuantas respiraciones
  9. Relajar todo el cuerpo, especialmente los hombros, el cuello y la espalda
  10. Inspirar profundamente por la nariz y, sin redondear la columna vertebral, elevar la parte superior del cuerpo y los brazos
  11. Exhalando por la nariz, vuelva a la posición inicial

Piernas en la pared – Viparita Karani

Viparita Karani ayuda a equilibrar las glándulas suprarrenales y, debido a su posición de apoyo, le ayuda a relajarse y a respirar profundamente.

Para entrar en esta postura:

  1. Comienza sentado junto a una pared
  2. Colócate de forma que tu cadera y tu hombro se apoyen en la pared
  3. Baja suavemente la parte superior del cuerpo hasta el suelo
  4. Levantar las piernas contra la pared
  5. Puedes acercarte o alejarte de la pared hasta que estés en una posición cómoda y relajada
  6. Utilizar varios apoyos para el soporte en esta posición como una manta doblada o una almohada
  7. La cabeza y los brazos están relajados
  8. En esta posición, relájate y concéntrate en la respiración profunda y la relajación

Para salir de la posición:

Puedes llevar las rodillas hacia el pecho y abrazarlas suavemente.Luego rueda suavemente hacia un lado.Permanece aquí durante unas cuantas respiraciones antes de sentarte.

Canto Brahmari

Esta es una técnica de respiración calmante. Puedes concentrarte en la exhalación, pero asegúrate de hacerlo despacio y a un ritmo que te resulte adecuado. Incluso puede incorporar un flujo sencillo para el estrés que le ayude a centrarse. Pruebe a añadir nuestra Práctica de yoga de 15 minutos para aliviar el estréscomo una práctica calmante para aliviar el estrés.

  1. Siéntese cómodamente con los ojos cerrados
  2. Coloque los dedos índices en las orejas. Hay un cartílago entre la mejilla y la oreja. Coloque los dedos índices en el cartílago
  3. Inspira profundamente y, al espirar, presiona suavemente el cartílago. Puede mantener el cartílago presionado o presionarlo con los dedos mientras hace un fuerte zumbido como el de una abeja
  4. También puedes emitir un sonido grave o uno agudo, según lo que te resulte más cómodo

Inspirar de nuevo y continuar con el mismo patrón durante 6 – 8 veces

Mirar el sol

Mirar al sol es básicamente mirar al sol. Parece sencillo, pero hay varias precauciones de seguridad para obtener los beneficios de esta prácticaenlugar dedañar los ojos. Si se hace correctamente, la mirada al sol absorbe la energía solar, quees beneficiosa para el cerebroy el bienestar.

A continuación te explicamoscómo practicarlo con seguridad:

  • Se practica mejor al comienzo de la luz del día por la mañana (amanecer) o a la última hora de la luz del día (atardecer). No debe practicarse cuando el sol es muy fuerte. Durante los meses de invierno, cuando el sol es menos fuerte, también puede practicarse durante el día.
  • Comience lentamente, incluso con unos pocos segundos y sea consciente de cualquier sensación de incomodidad o dolor. Deténgase inmediatamente si lo hace.
  • Mira hacia el sol y mira al sol. También puedes empezar con los ojos cerrados.
  • Quítese las gafas, las lentes de contacto y evite utilizar un instrumento para mirar al sol.
  • Mira al sol mientras te concentras en tu respiración. Cada vez que inspires, imagina que estás absorbiendo la energía vital y rejuvenecedora del sol. Cada vez que exhales, expulsa cualquier tensión mental, emocional o física.

Mala Japa

Elusode unmantracon un mala es una forma beneficiosa y fácil de comenzar supráctica de meditación.

Un mala es un collar de cuentas de oración que contiene 108 cuentas y una cuenta de gurú. Al repetir un mantra, se entra en meditación y esto tiene varios beneficios para la salud mental.

Participa: Practica Mala Japa con Ram en Youtube

Yoga Nidra

El Yoga Nidra tiene inmensos beneficios para todos aquellos que luchan por soltarse, los que sufren de falta de sueño, traumas, agotamiento y ansiedad. También es muy beneficioso y tiene un gran poder curativo para cualquier persona que quiera experimentar una sensación de paz más profunda y volver a conectarse más profundamente con ellos mismos. La práctica del Yoga Nidra nos lleva a un estado de armonía y descanso.

Conclusión

El yoga puede tener un impacto positivo en nosotros. Puede ayudar a prevenir el estrés crónico, la ansiedad y el agotamiento. En resumen, el yoga para aliviar el estrés es una herramienta increíble para el cuerpo y la mente. Es importante que veamos el yoga como una modalidad complementaria y suplementaria para ayudarnos a sanar la conexión mente-cuerpo. El estrés y la tensión poco saludables y no gestionados a lo largo del tiempo pueden afectar negativamente a nuestra respiración, salud y bienestar. Es importante que encontremos una práctica de yoga consistente y segura que nos ayude a «descansar y digerir» después de los estímulos desafiantes a los que nos enfrentamos en el mundo. Esto nos devuelve al centro, a la calma. Después de todo, «el yoga es una luz que, una vez encendida, nunca se apagará». Cuanto mejor sea su práctica, más brillante será la llama».

Recursos

1.Evans, Dwight L., Edna B. Foa, Raquel E. Gur, Herbert Hendin, Charles P. O’Brien, Martin E.P. Seligman y B. Timothy Walsh, 2005-2008. «Definición de los trastornos de ansiedad». EnTreating and Preventing Adolescent Mental Health Disorders: What We Know and What We Don’t Know. A Research Agenda for Improving the Mental Health of Our Youth.2.Jain, R. y Hauswirth-Jain, K., 2017. Hatha Yoga para profesores y practicantes: A Comprehensive Guide.3.Streeter, C C et al. » Effects of yoga on the autonomic nervous system, gamma-aminobutyric-acid, and allostasis in epilepsy, depression, and post-traumatic stress disorder. » Medical hypotheses vol. 78,5.

Recursos de Internet

3.Universidad Johannes Gutenberg de Maguncia. «El burnout puede exacerbar el estrés laboral, favoreciendo un círculo vicioso». ScienceDaily. www.sciencedaily.com/releases/2020/11/201110112522.htm 4. El burnout es un «fenómeno laboral»: Clasificación Internacional de Enfermedadeshttps://www.who.int/news/item/28-05-2019-burn-out-an-occupational-phenomenon-international-classification-of-diseases

Sobre la autora

Kalyani Hauswirth Jain

Kalyani Hauswirth-Jain is the Creative Director and a senior teacher at the Arhanta Yoga Ashrams. Prior to joining Arhanta Yoga Ashrams in 2011, Kalyani studied Modern Dance in the Netherlands where she discovered her passion for the body-mind connection and personal leadership. In 2007, Kalyani began teaching yoga professionally, and four years later, she was training yoga teachers at our ashrams.

Now with over 11000 hours of teaching experience, Kalyani is a lead teacher for the 200- and 300-hour Yoga Teacher Trainings, as well as a number of 50-hour courses at the Arhanta Yoga Ashrams. When she’s not adjusting postures in class, Kalyani is writing informative blogs and guides for fellow yogis, and co-authored the critically acclaimed book, 'Hatha Yoga for Teachers & Practitioners.'

Related Posts